Con mucha frecuencia los clientes acuden al VIVERO CAÑABRAVA frustrados por el decaimiento de una o varias de sus plantas. Muchas de las causas de esos decaimientos pueden ser atribuibles al suelo. El suelo y las plantas tienen una relación interdependiente muchas veces simbiótica.

Muchos de los suelos en las ciudades y en el campo han sido drásticamente modificados por los procesos urbanísticos y agrícolas generando desequilibrios ecológicos entre los millones de microbios vivos que cumplen con una función importante en la vida en general y en el reino vegetal en particular.

   
Observen la diferencia en el crecimiento de este Pasto Mundo, Ophiopogon japonicus, (seto verde oscuro) probablemente debido a una alteración del suelo en puntos especificos.

Bibliografía: Guía de Estudio para la Certificación del Arbolista – International Society of Arboriculture ISA – Fotografía del VIVERO CAÑABRAVA

 

CARACTERISTICAS DEL SUELO

El suelo se compone básicamente de arena, limo, arcilla, aire y agua. Los perfiles del suelo en muchas ocasiones pueden diferenciarse por los colores de sus capas principalmente: Perfil “A” marrón oscuro muy próximo a la superficie debido a la actividad de los micro organismos e insectos. Perfil “B” marrón claro por la mezcla de los lixiviados y de la meteorización de la roca madre y perfil “C” carmelita debido la proximidad de la roca madre.

 

 

 

Se observa el horizonte A (marrón oscuro) próximo a la superficie y el horizonte B (marrón claro)

Esta fotografía fue tomada a un poco menos de 1000 m.s.n.m. en Yotoco, Valle del Cauca, Colombia. El horizonte “A” marrón oscuro tan profundo, quizá se deba a que es una zona plana y baja en donde se deposita material de sedimentación proveniente de las montañas y transportadas por los ríos y las lluvias

 

Bibliografía: Guía de Estudio para la Certificación del Arbolista – International Society of Arboriculture ISA – Fotografía del VIVERO CAÑABRAVA